Pensamientos de una payasa

Por: 
Rodrigo Durán / @radoclick

 

Tras un año y medio de trabajo en la compañía de circo más grande del mundo, Cirque du Soleil, Pepa Plana hace una pausa para volver a viajar presentándose en los festivales de teatro que la vieron crecer como artista.

Nació en Cataluña, estudió arte dramático y lleva 18 años viajando de sala en sala haciendo reír a quien disfruta de la tragedia ajena. Está convencida de que los humanos son crueles por naturaleza y siempre explota su faceta más torpe para que otros gocen de sus dificultades.

Pepa cree que todos tenemos un payaso adentro que se parece mucho al niño que fuimos y, según ella, cualquiera que lo trabaje puede causar mucha gracia. En todas sus propuestas teatrales, la payasa intenta ponerle un espejo al espectador para que se ría y se conmueva.

Así fue su visita a Colombia.

Compartir con: