Películas para no pensar

Por: 
David Jáuregui Sarmiento / @YDesparchado

 

Las personas a veces sentimos la necesidad de no pensar. Pensar –una de las acciones que parece menos repetitiva entre los habitantes de Colombia– puede resultar estresante cuando estamos cansados de los problemas de la vida cotidiana, cuando lo último que queremos es recordar esos dilemas trascendentales que ocupan nuestros pensamientos.

Como ya hemos señalado en otras ocasiones, el arte está siempre a disposición para invitar a la reflexión, pero vale decir que también puede prestarse para dopar la mente. En otras palabras, también está para olvidar la realidad, para transportarnos a mundos en donde las situaciones, por más complicadas que sean, tienen formas sencillas de resolverse. Lejos de los dramas que acongojan al alma.

El séptimo arte tiene para esos efectos una capacidad excepcional. Así como puede sumergirnos en infinitos problemas filosóficos también puede anestesiarnos, como una especie de “droga” audiovisual, con algunas producciones que, sin ser malas, no invitan a absolutamente nada más que derrochar el tiempo. Y derrochar el tiempo es, también, calidad de vida.

Así que tenemos para ustedes una lista de películas para que se arrunchen y se olviden absolutamente de la realidad; para que se “dañen un poco la cabeza” sin gastarse un peso y sin maltratar las neuronas. Solo tienen que ir con su proveedor (ojalá legal) de películas más cercano y disponerse a disfrutar.

 

Super Cool

La historia gira en torno a Seth, Evan y Fogell, tres adolescentes que se encuentran terminando la escuela y están obsesionados (como todos los adolescentes) con perder la virginidad. Para lograrlo, Fogell consigue una identificación falsa que les servirá para comprar alcohol y llevarlo a la fiesta de una de sus amigas, de forma tal que puedan “anotar” antes de llegar a la preparatoria. Suena parecido a American Pie, pero nada más alejado de la historia del pastel americano: en esta película los problemas no girarán alrededor del sexo, sino de la policía, el estilo de vida gánster y la amistad.

 

 

Kick-ass

Kick-ass es una película de superhéroes; sin embargo, explora una idea que Batman –muy vagamente– se atrevió a abordar: ¿qué pasaría si una persona normal decidiera ser un superhéroe? ¿Cuánto duraría con vida? ¿Por qué ser superhéroe cuando ya existe la policía para encargarse de los delincuentes?

Dave Lizewski, interpretado por Aaron Jhonson, es un adolescente en Nueva York que intentará responder a estas preguntas, pero sufrirá en el intento. Los verdaderos superhéroes, Big Daddy y Hit-girl, tendrán que intervenir para que Dave salga bien librado de sus nuevas aventuras.

 

 

I love you Beth Cooper

Te amo, Beth Cooper cuenta la historia de un chico poco popular que, justo antes de graduarse, declara su amor por la chica más popular de la escuela. Todo eso en la capital del matoneo intenso: Estados Unidos. No estamos seguros por qué, pero los gringos de verdad odian a los nerds, y Denis Cooverman, el ñoño que se atrevió a intentar conquistar a la novia del tipo más musculoso y rudo del colegio tendrá que aprender a defenderse y, de paso, a vivir.

 

 

Duro de matar 4

John McClane regresó en el 2007 para batirse en batalla, esta vez, con un grupo de expertos en computadoras. No suena muy prometedor, sobre todo porque Duro de matar parece ser una secuela que solo los padres de familia podrían disfrutar un domingo en los canales nacionales. Sin embargo, esta propuesta es interesante y combina el humor con la acción, además de un nuevo John McClane, que sigue sobreviviendo a las balas como antes, pero que solo con la fuerza bruta no podrá deshacerse del enemigo. Para derrotar a los malos, McClane tendrá que aliarse con los nerds, el enemigo común norteamericano de los fortachones.

 

 

Zombieland

Tierra de zombis no necesita mayor presentación: es una película sobre un apocalipsis zombi. Sin embargo, a diferencia del resto de largometrajes, cortometrajes y series en las que los protagonistas se dedican a la supervivencia y muchas veces cometen errores que van en contra de la sensatez, los protagonistas de Zombieland son diferentes, y demuestran que sobrevivir no es una cuestión de testosterona y adrenalina, sino de inteligencia.

 

 

Whatever Works

Como se trata de un listado de películas, no podía faltar alguna de Woody Allen. Boris Yellnikoff, el protagonista de la historia, es un hombre solitario lleno de pánico que se considera a sí mismo un genio, pero luego de conocer a una chica joven y enamorarse de ella, aprenderá que las cosas funcionan como tienen que funcionar. Así, tal cual, es la enseñanza de la película: a veces no hay que pensar mucho.

 

 

Pineapple Express

Esta es una oda a la falta de juicio. James Franco y Seth Rogen interpretan a Saul y Dale Denton, un expendedor de marihuana y un consumidor que, gracias a una cepa de cannabis muy especial, se verán envueltos en una experiencia aterradora, pero que forjará una amistad –muy necesaria– entre el dealer y el comprador. Para estos días en que Estados Unidos aprobó el consumo medicinal y recreativo de la marihuana en algunos estados, y en Colombia se empieza a hablar del tema, está bastante interesante la película.

 

 

Youth in Revolt

Todos fantaseamos alguna vez con mandarlo todo al diablo y hacer lo que en realidad queremos hacer. De eso trata esta película. Michael Cera, quien interpreta a Nick Twisp, un chico con una familia poco convencional que apenas se ha hecho cargo de él, encuentra el amor en Sheeni, una chica que pondrá a prueba su amor. Twisp hará prácticamente todo lo posible y lo imposible por conquistar a Sheeni de una vez por todas. Incluso ir a la cárcel.

 

 

RocknRolla

¿Qué se necesita para ser un verdadero RocknRolla? De todo un poco: ser una estrella de rock, o una estrella callejera y tener los cojones bien puestos; estar dispuesto a todo, a la pobreza, a la muerte, al desapego y a los lujos. RocknRolla es una película que nos introduce en el lado malo de Londres, en el estilo gánster elegante inglés. Armas y humor fino, fraudes fiscales, delincuentes de poca monta y músicos entregados a las drogas hacen de esta película una bomba de muchas cosas para no pensar, solo para disfrutar, y mucho.

 

 

Snatch

Cerdos y diamantes es el nombre en español para esta película. Cuenta la historia de una comunidad gitana, de unos pandilleros patéticos, de dos aspirantes a gánsteres y de un grupo de gánsteres de verdad, que, alrededor de la búsqueda de un diamante y las peleas ilegales, verán porqué no hay que retar la ira de un gitano. Protagonizada por Brad Pitt, esta película del Reino Unido es una delicia para no pensar, pero sí para disfrutar de una narración muy al estilo de RocknRolla: acción y humor negro.

Compartir con: