Cuatro tragedias, “4 Ríos”

Por: 
David Jáuregui Sarmiento / @YDesparchado

 

El 10 de abril del 2001 llegaron al Naya 220 paramilitares, afirmando que los pobladores estaban ayudando a la guerrilla. El Naya, una pequeña región limítrofe entre los departamentos del Cauca y Valle del Cauca, fue el escenario de una de las más de tres mil masacres que han vivido los colombianos víctimas del conflicto.

Al menos treinta habitantes de las veredas aledañas al río Naya fueron asesinadas a punta de machete y cuchillo. Miles huyeron de la región. Imposible quedarse en donde la violencia supera la imaginación de los guionistas gore de Hollywood.

De la masacre se supo lo de siempre, que mataron a una gente por allá por el Cauca, que unos paramilitares hicieron lo que quisieron con personas indefensas. Que la guerrilla anda mucho por ahí. Ni modos, como si la gente tuviera la culpa de la guerra entre unos y otros, cuando al final lo único que interesa es sobrevivir.

Y ni sobrevivir se podía porque, según cuenta el portal Verdad Abierta, el bloque Calima y el frente Farallones cercaron la región y restringían las remesas a un tope de cincuenta mil pesos, además del cobro de impuestos para determinados productos.

Todas las versiones las conoce la Fiscalía y la Unidad de Reparación de Víctimas. En fin, las conoce el gobierno. Además, también están al tanto los interesados, así como los sociólogos, los antropólogos y los periodistas; pero la gente no, porque la información siempre está en letras o no superan los dos minutos en el noticiero de medio día. Pura noticia de combate que no tiene vigencia en la mente de las audiencias.

Pero no todo está perdido. A través de los estímulos del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, y de pequeñas ayudas del Ministerio de Cultura y de otras organizaciones, el proyecto 4 Ríos se ha propuesto no dejar en el olvido algunas de las tragedias que han sufrido las víctimas de la guerra en Colombia.

No se trata de otro pedazo del archivo nacional en cuanto a la violencia. 4 Ríos pretende que “otras” personas se acerquen a la memoria del país: los internautas, los lectores de cómic, los amantes del cine y de la animación, los que disfrutan de exposiciones y de la tecnología en general, podrán conocer la tragedia del Naya y otras cuatro masacres que ocurrieron en el país.

A partir del 4 de diciembre, 4 Ríos desplegará todas las expansiones del proyecto; primero con una exposición en el Centro de Memoria Histórica en la que se proyectará el primer corto animado y se mostrarán las maquetas interactivas que juegan con el sonido, la ubicación espacial y la realidad aumentada.

Además, a partir del mismo día los internautas podrán acceder al contenido digital en su página oficial.

Por la memoria, no olviden disfrutar de este proyecto.

Compartir con: